Hoy vengo con algunos carteles promocionales de series, y es que como adicta a ellas cada vez que veo uno de estos carteles mi corazón palpita cual persona a régimen cuando ve una hamburguesa. Todas las piezas preceden a una nueva temporada y dan a conocer su inminente estreno. Destacan por su creatividad, es casi imposible no sucumbir a verlas después de ver estas gráficas tan sugerentes y logradas. Y es que hacer una pieza que sintetice la esencia de una serie y que a la vez seduzca sin caer en el famoso ‘spoil’, pero es complicado.

En el actual panorama audiovisual donde las series son las reinas indiscutibles de esta industria audiovisual, sobre todo las series anglosajonas, estas han ido relegando poco a poco a un segundo plano a los largometrajes de toda la vida. A estos films sólo les queda mejorar sus tramas e intentar prolongar su éxito con trilogías, segundas y terceras partes, imitando el carácter de las series. El éxito de las series es arrollador, es un fenómeno mundial, ejemplo de ello fue la final de la serie Lost este fue seguido por más de 13,5 millones de espectadores. Las series tienen ese éxito debido a muchos factores entre ellos destaca:

Su indiscutible calidad tanto en los guiones muy elaborados y enrevesados, y tramas que tratan temas desde perspectivas poco habituales. Y es que la cultura popular contemporánea busca temas inéditos y poco explotados, buscan personajes con personalidad, alejados de esos protagonistas unidimensionales. Los espectadores ni buscan buenos ni malos sino personas que toman decisiones y tramas surrealistas llenas de imaginación.

– Pero la clave estrella es la accesibilidad, las series pueden seguirse a través de internet , lo que facilita el hecho de que la gente no este restringida a horarios, ni a idiomas ya que los subtítulos y los doblajes son rápidos y están disponibles unas pocas horas después. Las descargas de las series ha sido uno de los motivos principales de su reinado, la ubicuidad de los contenidos es el futuro.

– La calidad indiscutible de la producción es uno de sus logros, las series no tienen nada que envidiar a los estudios de Hollywood. Ya que muchos episodios piloto pueden llegar a costar incluso más que una película.

– Las series son conscientes de que son un producto y por tanto deben acotar muy bien su público objetivo, y lo hacen muy bien, se dirigen a nichos específicos de público. Las series no intentan ser generalistas sino que su pretensión es delimitar muy bien su audiencia y dirigirse a ella hablando su mismo idioma.

– Saben crear como nadie la sensación de “mono”, esa sensación que sentimos todos cuando vemos el último capítulo de la temporada  y queremos más y más. La expetación por una nueva temporada que sabemos que se está cocinando mantiene la llama activada, y es que sin duda las series son un tipo de  “literatura por entregas” que nos hace sucumbir.

– Las series son un fenómeno social, entorno a las series se crean una especie de comunidad de fans que debate y que sigue la serie sin importar el país o el idioma. ¿Quién no ha quedado alguna vez con amigos para ver el último capítulo de… o hacer una maratón de alguna serie?

– Las series por su duración se convierten en un fenónemo que sigue vivo durante años. Esta vida útil de los productos audiovisuales hace mucho más rentable para las productoras emprender el proyecto de una serie.

dexter Dexter-Season-7-Official Fringe-Poster game 2012 game-of-thrones-the-tking-can-do-as-he-likes grey's anatomy Happy-Endings-Season-2-Poster House-Season-8 HOUSE-TV-Season-8-Finale I-Will-Take-What-Is-Mine-game-of-thrones Mad_Men_season3 Season-3-trueblood- how can 400 billion blood suckers be wrong Season-5-Poster-house TrueBlood_S5 Tease_Inserts.indd trueblood