Las campañas simples con un buen concepto y un logrado copy son las que más me emocionan. Este es un gran ejemplo de lo que quiero decir con menos es mucho más.

Parece que en esta época la imagen lo es todo, y cada vez las palabras y los grandes conceptos tienen menos importancia, y más en publicidad.

No hay que olvidar el valor de las palabras y de las ideas sencillas y claras. Una gran idea no necesita complementos, al igual que con un traje lujoso tenemos que deshacernos de todos aquellos accesorios que impiden observar la pieza clave. Pues con la publicidad pasa exactamente lo mismo, lo sencillo y lo clásico nunca pasan de moda.

Volkswagen realiza una campaña de seguridad vial titulada “Don’t text and drive”. Una campaña de concienciación sobre la importancia de no usar los móviles mientras se conduce. Con la llegada de los avances en la telefonía móvil los usuarios corren riesgos y despistes todo para estar al día de todo y no perderse ninguna notificación. El problema se ha multiplicado exponencialmente con la llegada de las redes sociales, Whatsapp….

Esta campaña no sólo sintetiza con gran acierto la idea a transmitir sino que lo hace de forma simplista e impactante a la vez. Las gráficas imitan el corrector ortográfico tan típico en los terminales móviles, de esta manera advierten de las peligrosas consecuencias de escribir mientras se conduce.