Ayer estaba viendo La Voz como muchos españoles, atenta a la pantalla y a todo lo que ocurría, eso sí con mi móvil en la mano para ver que pasaba en Twitter. Sin duda es un programa que ha conseguido atraer la atención en redes sociales, aunque la inexperiencia provoca determinadas acciones como repetir esta el agotamiento que son trending topic , cosa ridícula por cierto. Además de los múltiples gazapos de la noche: tuits dirigidos a otros concursantes, demostraciones del producto en directo que quedaron en un chiste sobre la marca y lo más comentado de la noche los emplazamientos de productos.

Esta claro que Telecinco quiere sacar tajada del programa, y eso nadie se lo reprocha, lo que si hacen los espectadores es quejarse de la infinidad de publicidad que tienen que tragarse a lo largo de la noche: pan de molde, coches, joyas, ordenadores y ¡laca!.

Eso sí, no hay duda de que fue un éxito rotundo:
La voz Twitter

Twitter tenía un sinfín de bromas sobre esta marca en cuestión. Si las marcas se exceden en exhibirse corren el riesgo de que los usuarios las tomen como objeto de burla. Y es que tener muchas menciones no siempre es bueno señores. Los comentarios ácidos sobre la marca inundaron la red, claro que su notoriedad subió como la espuma, pero yo me pregunto ¿acosta de su reputación?
El product placement está genial, si se realiza con cabeza y pensando que el espectador no quiere ser bombardeado cada 2 minutos. Laca por aquí, laca por allá, parecía el lema del programa. Que aparezca el producto en las manos de un estilista ya es suficiente, no hace falta que lo enfoquen durante 5 segundos o que corten las imágenes del programa para emplazar el producto, queda muy forzado y no gusta. La naturalidad es la clave, esto es como la seducción, hay que mostrar pero no exhibirse en exceso sino pierde el encanto.

Ennett lavoz Twitter

menciones laca elnett la voz Twitter emplazamiento de producto

La lástima es que la marca goza de una estupenda reputación y puede quedar empañada por este tipo de sucesos, así que mi recomendación es emplazar pero sin abusar. Ser trending topic en Twitter no siempre es motivo de orgullo.

Follow Me on Pinterest