Como a muchos publicitarios cuando veo la televisión no puedo hacer más que pensar en como poco a poco la calidad de la creatividad ha ido menguando hasta tal punto que se acabaron los eslóganes con gancho, los dobles sentidos, las metáforas,… Creo que muchos echamos de menos aquellos eslóganes sintéticos que expresaban tanto en tan poco espacio. En menos de 7 palabras tenían que sintetizar: una ventaja competitiva, una carga emocional e  invitar a la acción. Los grandes eslóganes siguen siendo cosa del pasado.

Esta reflexión viene dada por dos motivos: el primero es el spot retro de Don Limpio con motivo de su aniversario. Muchas marcas echan una mirada al pasado en su publicidad, muchas por hacer un guiño a tiempos mejores o simplemente por despertar esa sensación de añoranza al pasado, otras por destacar una larga trayectoria y fidelidad. Aunque otras sin duda lo hacen porque lo vintage y lo retro está de moda:

Hoy he podido ver en Marketing Directo un curioso “experimento” de la mano de Worth1000 donde se mezcla lo nuevo y lo viejo, esa recurrida herramienta creativa, los anuncios del pasado de presentan con productos actuales. Os dejo con las piezas de este original collage:

Podéis seguirme en Pinterest ;)